Estilo rústico, para hogares tranquilos y en armonía con la naturaleza

En estos fríos días de invierno apetece, más que nada, relajarse en un mullido sofá al calor de un buen fuego. El paisaje que se ve por la ventana es campestre, la decoración acogedora y cálida, el olor a la chimenea y a la madera de los muebles impregna el ambiente… el estilo rústico invita a recogerse, al descanso, a la tranquilidad.

Viviendas ideadas para la relajación y la comodidad

El estilo rústico busca ambientes relajados, tradicionales, con la naturaleza como inspiración. Y es que este estilo decorativo es perfecto para una tranquila casa en el campo.

Dentro del estilo rústico podemos distinguir varias tendencias, como la mediterránea, la colonial, country… pero todas se basan en la tranquilidad y la armonía con la naturaleza. Por esta razón, ofrece colores cálidos y materiales de la naturaleza, como son la madera natural y la piedra.

Al decorar en este estilo, usa colores cálidos y neutros, como los naranjas, beige, arena, tierra… colores que te recuerden a la naturaleza y puedas encontrar en ella. Puedes usar los verdes y los rojos como contraste, pero siempre en poca cantidad, por lo que te recomendamos que los uses en los detalles.

Los materiales a utilizar son la madera, preferiblemente en su tono natural, y la piedra. Grandes alfombras pueden confinar muy bien con suelos de madera o de cerámica. Las chimeneas de piedra son también muy acogedoras. Usa la madera como elemento base pero también para los detalles, como en los marcos de las ventanas.

Como decimos, los muebles son de madera, artesanales, amplios, robustos y cómodos, que inviten a usarlos y a relajarse. Cierto toque antiguo o gastado es también muy interesante pues los dota de personalidad. El mimbre supone una opción también a tener en cuenta, aunque es más usada en las terrazas. Para interior mejor cho complemento. El bambú también se ofrece en este estilo como complemento, tanto en tonos verdes como en beige.

Para los elementos decorativos priman las plantas, en centros de mesa, macetas, etc. Las frutas, tanto las carnosas como los frutos secos dan notas de color y contribuyen a crear un ambiente relajado y familiar. Elementos como los almohadones y las mantas aportan calidez a las estancias. Usa los colores predominantes en la decoración pero añade, de vez en cuando, una nota diferente de color. Objetos de latón van perfectamente con os muebles antiguos de madera. En puertas y ventanas los adornos de forja combinan muy bien y también lo puedes usar en lámparas, percheros, espejos o cabeceros.

La iluminación debe crear ambientes, y mejor si es en tonos amarillentos.

Como vemos, este estilo personifica la vida relajada y sin agobios. Ideal para segundas viviendas en el campo.

2 comentarios en “Estilo rústico, para hogares tranquilos y en armonía con la naturaleza

  1. La madera es calidez , lo natural que te transporta a una meditación y relajación. Soy de Costa Rica y me encanta el estilo rustico

Deja un comentario