La Extravagancia Contenida de Sandra Gómez

Algo de lo que estamos muy orgullosos en Escuela Madrileña de Decoración, es del nivel que alcanzan nuestros alumnos tras formarse en nuestra escuela y es por ello que queremos mostraros el proyecto final de Sandra Gómez, alumnas del Curso Superior Universitario de Decoración e Interiorismo.

Este trabajo final consiste en el estudio y análisis de un espacio de casi 400 m² para convertirlo en una vivienda funcional y habitable, que debe basarse en un estilo decorativo asignado para cada alumno. En el caso de Sandra, tuvo que inspirarse en el estilo Kitsch.

Secciones del proyecto de Sandra Gómez

Este estilo es, probablemente, uno de los más imponentes para nuestros alumnos, ya que realizar un proyecto de este tipo es todo un reto para ellos. En palabras de la propia Sandra:

“El término ‘Kitsch’ tiene una etimología incierta. Hay críticos de arte que aseguran que proviene del término alemán ‘kitschen’ (hacer una chapuza). Otros, lo relacionan con el término Inglés ‘sketch’ (abocetar). ¿Pero qué es el Estilo Kitsch?

El Kitsch es un estilo de vida muy personal. Provoca la reflexión sobre los límites del buen y del mal gusto. O se ama, o se detesta. Es un estilo de extremos. Sin embargo, en la calle solo se le atribuyen adjetivos negativos: hortera, de mal gusto, feo, abigarrado, antiguo, cateto… En general, es el Estilo olvidado. Es como si la sociedad se avergonzara. Es el gran olvidado”.

Así que Sandra, después de recibir las bases para realizar este proyecto, decidió ponerse un objetivo: reivindicar el Kitsch como un estilo decorativo válido. Enfatizar su extravagancia, pero de una manera contenida. De ahí el título del proyecto: Extravagancia Contenida.

Así pues, Sandra eligió como clientes a una pareja multirracial: padre catalán y madre mexicana, con una hija pequeña nacida en Barcelona, cuyas raíces fungieron como hilo para la elaboración de este proyecto.

Con este proyecto, Sandra quería diseñar una vivienda con espacios ricos, con elementos llenos de personalidad. que se integran en cada espacio. Algo que se aprecia muy bien en sus planos de distribución:

Además, al querer brindarle un carácter definido a toda la vivienda, Sandra ha diseñado elementos personalizados, como parte de los techos y mobiliario, particularmente en la cocina y habitaciones.

Planos técnicos para encimera de la cocina

Plano técnico para estructura de la cama en habitación infanitl

Planos técnicos para techos

Como podemos ver, al momento de realizar la decoración de cada espacio, Sandra retrató a la perfección lo que quería lograr con sus láminas de estilismo. Al compararlos con los renders finales, se aprecian todos los detalles: desde el mobiliario hasta el papel pintado, pasando por las lámparas y demás elementos decorativos. Son un fiel retrato de lo que imaginó antes de realizar el proyecto.

 

Cada estancia provoca una reacción distinta, y aunque tiene colores y formas extravagantes, todas tienen mucho rollo e invitan a entrar en ellas, una reinterpretación del kitsch llevada al más alto nivel decorativo y que, tras ver lo que se puede conseguir, seguro más de uno quisiera tener en su hogar. Si de algo estamos seguros es que nadie que vea este proyecto vollverá a ver el kitsch de la misma forma.

Este proyecto es fruto de 4 meses de trabajo y una muestra clara de lo que todos nuestros alumnos consiguen al final de su formación. Un trabajo profesional que los prepara para lo que les espera en su nuevo futuro profesional y que les da todas las herramientas para estar a la altura de cualquier proyecto.

Si tú también quieres formarte en Decoración e Interiorismo, consulta nuestro Curso Superior Universitario de Decoración e Interiorismo, avalado por Escuela Madrileña de Decoración y la Universidad Rey Juan Carlos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.