La historia de nuestro nuevo edificio: Edificio Matesanz

A lo mejor se nos ve un poco el plumero…¡Pero es que estamos tan emocionad@s con nuestro nuevo edificio y las nuevas instalaciones de Escuela Madrileña de Decoración!, que hoy hemos queremos compartir con vosotros la interesante historia de nuestro nuevo edificio: el Edificio Matesanz.

Fue el famoso arquitecto del Madrid del S.XX Antonio Palacios en 1923, (Palacio de comunicaciones de Madrid,  Hospital de Jornaleros deMaudes, Circulo de Bellas Artes de Madrid, Primer edificio en el Paseo de la Castellana (nº 28). Además fue el encargado del diseño de interiores de las primeras estaciones del Metro de Madrid, organizó los accesos y la estética de las primeras líneas, así como de su popular logotipo en forma de rombo), quien creó este magistral edificio destinado a comercios y oficinas, “un edificio comercial a la americana” como definió el propio Palacios.

matesanz esmadeco escuela madrid matesanz esmadeco escuela madrid matesanz esmadeco escuela madrid

La espléndida fachada nos hace imaginar los grandes proyectos que Palacios tenía para reformar el centro de Madrid. Con la presencia en fachada de bandas de miradores metálicos inscritos en grandes arcos semicirculares y un interior magnífico en el que destacan los ascensores.

Fue además en sus bajos donde estuvo el famoso Café Spiedum, uno de los más novedosos y conocidos cafés de la moderna Gran Vía, que además funcionaba como rotisserie, cervecería, sala de billares y “restaurant”. Que seis años después su nuevo dueño convirtió en un lugar de intimidad y arte, dando paso a conciertos de música con el “Trío Vela”, que tras su cierre pasó a ser el también conocido Café Apolo.

Un nuevo negocio abriría en el local de la Gran Vía, número 27 en 1934, Los Almacenes Quirós. En ellos se confeccionaría vestuario para el ejército de la República. Lujo aparente, buenos materiales, decoración de tono moderno dentro de un carácter clásico que revistió los techos con casetones de escayola, convirtieron las dos plantas y los escaparates de Quirós en uno de los establecimientos más conocidos del Madrid de la posguerra.

Y para continuar con este edificio lleno de historia y de arte, fue junto al número 27 de Gran Vía donde vivió Jacometrezo, «Escultor de Felipe II». Así reza la placa conmemorativa colocada en la fachada, de este artista italiano que se instaló en Madrid y que trabajó para Felipe II, principalmente en la construcción del Monasterio del Escorial:

matesanz esmadeco escuela madrid

¿Te ha gustado la historia de nuestro nuevo edificio? ¡Pues espera a ver las nuevas instalaciones de la escuela! Dentro de poco os las enseñaremos también en nuestro blog. Mientras, te recordamos que puedes venir a visitirarnos a C/Gran Vía 27, 6ªplanta, izquierda. 

Deja un comentario